Historia

El origen de las postales

Su origen no está claro del todo, sin embargo, la mayoría de los estudios coinciden en que las primeras tarjetas postales aparecieron sobre el año 1865, cuando al Consejero Postal del reino de Prusia se le ocurrió la idea de enviar correspondencia que no necesitara un sobre. Sin embargo, el consejero postal contaba con buenas ideas, pero con mala memoria y durante cuatro años se olvidó de su nuevo invento. Por tanto, habría que viajar hasta 1869 para hablar del origen de las postales.

En 1869 el Servicio de correo del Imperio Austrohúngaro comenzó a enviar estas nuevas correspondencias. La idea la tuvo el doctor Emmanuel Hermman, Catedrático de Economía en la Academia Militar de Wiener Neustadt en Austria, quien hizo circular como correspondencia privada trozos de papel, sin sobre, pero franqueados y publicó el 2 de julio de 1869 en el diario austriaco Neve Freir Presse el artículo titulado: «Nuevo medio de correspondencia postal», logrando interesar al Director de Correos y Telégrafos de Viena, Barón Adolf Maly, que promovió una ordenanza real al respecto aprobada en octubre de ese mismo año.

En España, la tarjeta postal llegó en el año 1873. Sin embargo, los españoles no se caracterizaron por su creatividad, ya que estas primeras postales no contaban con imágenes, solo con la zona para el sello y con una orla.

Las primeras tarjetas postales que aparecieron contaban con un tamaño mucho menor que el actual. No es hasta la última década del siglo XIX cuando se regula su tamaño y se hace obligatorio la aparición de una imagen en el anverso. Además, se estipula por ley que este tipo de correspondencia puede ser vendida en cualquier establecimiento.

La época de oro de las postales transcurrió entre los años 1890 y 1914 cuando grandes artistas, entre ellos Kandinsky, empezaron a ilustrar las tarjetas. A partir de ese momento, las postales se han ido desarrollando con pasos de gigantes. Actualmente, ya no se utiliza la figura del cartero para enviar este tipo de correspondencia, sino que uno puede descargarse una postal de Internet y se envía por correo electrónico. Sin embargo, su significado e importancia siguen siendo el mismo.

Además, otro género muy característico de las tarjetas postales es la navidad. Las tarjetas postales de navidad tienen su propio origen y una historia diferente al resto de postales.

Fuente

1 Comentario

  1. Anónimo dice:

    uno normal 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.